Convenio con la Secretaría de Derechos Humanos

El Procurador General Julio Conte-Grand y el Secretario de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires Santiago Cantón, firmaron un Convenio Específico en el marco del Convenio de Cooperación que suscribieron en marzo de 2017 a fin de emprender acciones conjuntas para prevenir, sancionar y erradicar la violencia de género.
 
Cabe recordar que en el ámbito del Ministerio Público funciona el Registro Penal de Violencia Familiar y de Género, estableciéndose la obligatoriedad para sus Magistrados y Funcionarios de cargar allí información proveniente de las Investigaciones Penales Preparatorias: edad, estado civil, profesión u ocupación de la persona que padece violencia y el agresor, vínculo que los une, naturaleza de los hechos, medidas adoptadas y sus resultados, sanciones impuestas.  
 
Es por ello que el Dr. Conte-Grand dispuso la realización en 2017 de numerosas actividades destinadas a operadores del Ministerio Público de los 19 departamentos judiciales, con el objeto de capacitarles sobre la correcta carga de información en el Registro, así como para definir estrategias según el cuadro de situación existente en cada región de la Provincia, para lograr respuestas efectivas de Fiscalías, Oficinas de Denuncias y Centros de Atención a la Víctima, entre otras dependencias.
 
La Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires reglamentó la ley 14.603 de creación del Registro Único de Casos de Violencia de Género, mediante el Decreto 2017-459-E-GDEBA_GPBA. Así se determinó que el citado Registro esté bajo la órbita de la Subsecretaría de Género y Diversidad Sexual de la Secretaría de Derechos Humanos, en el carácter de Autoridad de Aplicación. Además, se completó la inscripción formal de la base de datos ante la Dirección Nacional de Protección de Datos Personales.
 
En virtud del Convenio Específico firmado, desde ahora se compartirá con la Autoridad de Aplicación información referida a hechos de violencia de género en formato digital, arbitrándose todos los medios para garantizar plena seguridad y confidencialidad de acuerdo a los instrumentos internacionales, nacionales y provinciales aplicables en la materia.  
De esta manera los datos sistematizados en el Registro Único de Casos de Violencia de Género servirán para planificar y ejecutar polticas públicas que permitan un abordaje integral y más efectivo de esta problemática.