Registro Penal de Violencia Familiar y de Género

Continuando la dinámica de reuniones de trabajo que convocan a operadores del Ministerio Público para abordar estrategias y acciones en relación a la violencia familiar y de género, el miércoles 6 de septiembre se realizó un nuevo encuentro, en el departamento judicial Junín.


Participaron por la Procuración General el Secretario de Política Criminal, Coordinación Fiscal e Instrucción Penal Francisco Pont Verges, el Subsecretario a cargo del Registro Penal de Violencia Familiar y de Género (RPVFG) Leandro Gáspari, la Coordinadora de la Unidad de Asistencia y Supervisión del RPVFG Verónica Soria y la Responsable Operativa Sofía Burry.


Como en otras ocasiones, gracias a la vinculación institucional existente entre la Procuración General y la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires, concurrió la Asesora Letrada de la Subsecretaría de Género y Diversidad Sexual María Eugenia Esturao.


Por el Ministerio Público departamental estuvieron presentes el Fiscal General Juan Manuel Mastrorilli, el Secretario Pablo Tomino, la Agente Fiscal María Sanchez, la Ayudante Fiscal de Rojas Nora Eridblaxt, secretarios, instructores judiciales, auxiliares letrados, profesionales integrantes del Área Social y de Orientación y Resolución Temprana de Conflictos, así como personal que cumple funciones en la Unidad Fiscal descentralizada de Chacabuco y las Ayudantías Fiscales de Ameghino, Alem, Viamonte, Pinto, Lincoln, Arenales y Rojas.


Durante la actividad, se informó acerca de varias medidas adoptadas en el ámbito del departamento judicial, como la firma de un convenio con el Intendente Petrecca para que profesionales del Ministerio Público ofrezcan talleres de prevención de noviazgos violentos y bullyng en escuelas de Junín. También se aludió a un desarrollo informático elaborado con la colaboración del Municipio, que permite completar una planilla de índice de riesgo, que puede ser incorporado al SIMP; y en relación a dispositivos móviles para alertar una situación de emergencia, se suscribió un convenio meses atrás con una empresa de alarmas, mediante el cual si existe pánico activado la empresa aplica un protocolo consistente en llamar al 911, a la Fiscalía competente y al Centro de Asistencia a la Víctima (CAV).


Finalmente, con el fin de solucionar demoras registradas en la remisión de actuaciones desde la Comisaría de la Mujer, se ha implementado desde el Área de Orientación y Resolución temprana de conflictos -en coordinación con la dependencia policial- el envío de reportes e informes por correo electrónico oficial; y se cuenta además con la cooperación de la Intendencia para el traslado de causas en móviles del Municipio.