Operación Libertad

El jueves 15 de septiembre en horas de la tarde se llevó a cabo la operación “Libertad” en ocho (8) Departamentos Judiciales de la provincia de Buenos Aires. 

Esta operación conjunta ha buscado visibilizar los delitos de explotación sexual a la que son sometidas mujeres y niñas en la provincia así como también la explotación laboral infantil utilizados para la mendicidad. 

El mismo ha sido coorganizado por los y las fiscales de la UFIyJ N° 2 de Avellaneda, Departamento Judicial Avellaneda-Lanús, Dra. Laura Carballal;  de la La Matanza, Dr. Daniel Dabue  y  las Dras. Ayudantes Fiscal Lorena Pecorelli y Daniela Sanchez;  de la UFIyJ N° 9 del Departamento Judicial Lomas de Zamora, Dr. Sebastián Bisquert; de la UFI de Composición Temprana de Conflictos Penales del Departamento Judicial Mar del Plata, Dra. Graciela Trill; de la UFIJ N° 9 del Departamento Judicial Morón, Dr. Antonio Ferrera, de la UFIyJ Nº 8 Especializada en Cibercrimen y Delitos conexos a la Trata de personas del Departamento Judicial Quilmes Dr. Daniel Ichazo, de la UFyIJ N° 14 del Departamento Judicial San Martin, Dra. Vanesa Leggio y de la UFIyJ  N° 22 del Departamento Judicial Azul, Dr. Lucas Moyano; y por el Departamento de delitos conexos a la trata de personas, pornografía infantil y grooming de la Procuración General, a cargo de la Dra. Eleonora Weingast, oficina dependiente de la Secretaria de Política Criminal, a cargo del Dr. Francisco Pont Verges.

Fruto de las investigaciones realizadas a partir del trabajo proactivo y/o denuncias recibidas, se allanaron 14 lugares en donde se explotaba sexualmente a 17 mujeres y 6 niños, lográndose detener a la cantidad de 4 personas. Todas las víctimas fueron asistidas por el programa de Rescate y Acompañamiento a las Personas damnificadas por el delito de trata, a cargo de la Licenciada Elina Contreras.

En cuanto a las víctimas de explotación infantil oscilaban entre los 10 y los 13 años. Mientras que las victimas rescatadas de explotación sexual oscilaban entre los 14 a 44 años, todas ellas de nacionalidad argentinas.

Las tareas previas y los allanamientos fueron efectivizados con la División de Trata de la provincia de Buenos Aires, la División de la Policía Federal Argentina, delegación Avellaneda y Gendarmería Nacional.